El soporte de mi abuelo

Mejoremos la calidad de vida de aquellas personas que se vean afectadas por el paso de los años o la pérdida de movilidad, evitando que dependan de un tercero para vestirse.

Nuestra finalidad:

Que aquellas personas que sufran las consecuencias del paso de los años o la pérdida de movilidad puedan mejorar su calidad de vida, preservando su intimidad e independencia a la hora de vestirse.

Porque el fin último del proyecto es que sea accesible a todos los bolsillos y que todo el que sufra de la necesidad que se pretende subsanar, pueda permitírselo.

 

Nuestro producto:

Se trata de un producto sencillo, funcional, sin extravagancias ni decoros innecesarios para su utilización que aumenten el coste de producción y por tanto, el precio de venta. Es manejable y nada aparatoso, y todo esto, al precio más barato.

Porque el fin último del proyecto es que sea accesible a todos los bolsillos y que todo el que sufra de la necesidad que se pretende subsanar, pueda permitírselo.

 

El INVENTOR:

 

El fundador ilicitano, José María Almira, tras más de 40 años desde que inventó y comercializó el ya muy conocido pincho de la sombrilla, a sus 93 años ha creado un soporte de ayuda para la puesta de pañales, ropa interior y pantalones.

Tras una caída de la mujer del inventor, la cual la dejó necesitada de ayuda externa para vestirse, como consecuencia de la imposibilidad de agacharse.

 

GUÍA DE UTILIZACIÓN

 

Paso 1

Cogemos la varilla por el mango y, mediante movimientos circulares, la introducimos en la base del soporte.

 

Paso 2

Colocaremos la prenda de ropa en el soporte, si esta es elástica ( ropa interior, pañales etc.) quedará sujeta por los cuatro velcros. En caso de que la prenda de ropa sea un pantalón no elástico, utilizaremos las pinzas para sujetarlo al soporte. 

 

Paso 3

Apoyaremos el soporte en el suelo con la prenda ya sujeta e introduciremos los pies en las aberturas de la prenda.

 

Paso 4

Subimos el soporte hasta una altura superior a las rodillas, donde resulte cómodo alcanzar la prenda con las manos.

 

Paso 5

Desengancharemos la prenda del soporte.

 

Paso 6

Con movimientos sutiles de colocación tendremos la prenda en su lugar, sin necesidad de agacharnos en ningún momento.

 

CONTACTA CON NOSOTROS